Regulación e Incentivos Feed in Tariff

Published on noviembre 22nd, 2016 | by ER

0

Alemania y el Feed-in Tariff

Feed-in Tariff y el éxito de Alemania en energía renovable.

Con el objetivo de fomentar el desarrollo de energía de fuentes renovable, entró en vigencia en el año 2000, la Ley de Fuentes de Energía Renovable, Erneuerbare Energien Gesetz (EEG).

El EEG tiene como objetivo promover la Energía Renovable con el fin de aumentar su participación en la matriz energética y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

Busca facilitar el desarrollo sostenible del suministro energético, proteger el medio ambiente, reducir los costos del suministro de energía a la economía nacional, incorporando también efectos externos a largo plazo, y fomentar el desarrollo de tecnologías para la generación de electricidad a partir de fuentes de energía renovable.
Contempla el objetivo de aumentar la cuota de fuentes de energía renovable en el suministro de electricidad en al menos un 35% en 2020; 50% en 2030; 65% en 2040, y 80% en 2050.
Es probable que estos objetivos sean incluso superados a mediados de 2015, ya que la proporción de electricidad renovable supera el 30%.
En acuerdos legislativos de coalición en  2009, se estableció fijar como metas:
  • Reducir los GEI un 40% por debajo de los niveles de 1990 para 2040 en Alemania;
  • Expandir la energía renovable y la eficiencia energética, haciendo de la energía renovable la mayor proporción del suministro de energía en el futuro;
  • Impulsar la transición energética y convertir a Alemania en una de las industrias energéticas más modernas, convirtiéndolo en un lugar atractivo para las empresas y garantizando la seguridad energética y la asequibilidad.
 La producción de electricidad procedente de fuentes renovables en Alemania fue sólo del 6% en 2000, aumentando hasta el 24% en 2012, 28% en 2014 y hasta 31% en 2015.

El caso alemán de Feed-in-Tariff es frecuentemente citado como un modelo transferible que ha servido como arquetipo para legislación similar en más de 80 países de todo el mundo, en particular en China.
El EEG fue modificado en 2004, 2009, 2012 y 2014 para adaptarlo al continuo desarrollo positivo de las energías renovables en todos los sectores.

El EEG fue modificado en 2004, 2009, 2012 y 2014 para adaptarlo al continuo desarrollo positivo de las energías renovables en todos los sectores.
Las características clave del EEG incluyen:
  • Acceso prioritario a la red eléctrica para energía renovable.
  • Un precio fijo para los productores de energía por cada kWh producido a partir de energía renovable por un período fijo (generalmente 20 años);
  • Se consideran todos los tipos de energía renovable y las tarifas se diferencian por fuente y tamaño de la planta y el año en que se puso en funcionamiento la instalación;
  • El costo adicional es compartido entre todos los usuarios de energía por el recargo EEG;
  • La tarifa fija es disminuida por el gobierno sobre la base de la evolución del mercado.

Esta política garantiza la seguridad de las inversiones y apoyo financiero a todo tipo de energía renovable, permitiendo a Alemania experimentar un enorme aumento en la proporción de energía renovable en su consumo de electricidad.

El enfoque comunitario fomenta la participación general de los ciudadanos, demostrado por el hecho de que la mayoría de la infraestructura de energía renovable en Alemania es propiedad de particulares y cooperativas.
Se produjo una movilización de abajo hacia arriba liderada por las cooperativas de energía, las comunidades locales y los municipios, y no por las grandes empresas y las intervenciones centralizadas.
Este enfoque descentralizado y basado en la comunidad, es uno de los aspectos clave del modelo alemán de Feed-in-Tariff, que permite una transición democrática y socialmente justa hacia un futuro energético limpio y sostenible.
El EEG se financia a través de un mecanismo de reparto de costos (cost-sharing), el «recargo EEG». Este mecanismo distribuye los costos del EEG en las facturas de electricidad de todos los consumidores finales. El recargo EEG fue de 0.0058 € por kWh en 2004, 0.0113 € en 2009, 0.0624 € en 2014, ya en 2016, 0.06354 € por kWh.
La principal ventaja política de este método de financiación ha sido su separación del presupuesto nacional, haciéndola menos vulnerable a las cambiantes prioridades políticas.
El EEG dio lugar a un aumento de empleos en el sector de la energía renovable de 40.000 en 1998 a unos 400.000 en 2014, creando nuevas oportunidades de ingreso y reduciendo la tasa de desempleo.
El EEG ha llevado a producido un auge sin precedentes en la energía renovable en toda Alemania. En pocos años, se desarrolló una industria autónoma, altamente dinámica y eficiente, que abarca toda la cadena de valor agregado.
Alemania experimentó un aumento casi exponencial en la generación de electricidad renovable, generando 23,7% de su electricidad de fuentes renovables en 2012, 27,8% en 2014, y 31% en 2015, mientras que sólo fue de 6,2% en 2000.
Uno de los principales impactos del EEG es que ha impulsado una transición energética descentralizada, democrática y enfocada en las personas. La posibilidad de invertir en proyectos de energía comunitaria y en infraestructura local de energía renovable se hizo financieramente rentable para muchas personas y comunidades de todo el país, y les permitió convertirse en los impulsores de la transición energética.
Las cooperativas energéticas prosperaron, permitiendo a los ciudadanos poseer colectivamente su infraestructura energética y decidir qué fuente de energía daría prioridad.
Entre 2001 y 2011 el número de cooperativas de energía aumentó en más de 8 veces, totalizando más de 800. Además, la mayor parte de la capacidad de energía instalada es propiedad de particulares y sólo el 5% de la capacidad instalada de energía renovable es propiedad de las cuatro grandes empresas eléctricas.
Esta amplia participación de los actores locales y los ciudadanos ha garantizado una amplia participación y aceptación del público, factor clave para acelerar la adopción de energía renovable de manera socialmente justa y democrática.
Adicionalmente, este movimiento de abajo hacia arriba creó valor socioeconómico en regiones, comunidades y distritos de todo el país. Los gobiernos locales invirtieron en tecnología renovable reduciendo el gasto público para importaciones de energía, generando nuevos ingresos a través de impuestos e ingresos provenientes del Feed-in-Tariff , y creando empleos local.
En 2014, hubo más de 140 comunidades, regiones y ciudades en Alemania que se han fijado un objetivo de 100% de energía renovable y más de la mitad de ellos ya lo han logrado. El marco nacional ha catalizado un movimiento local hacia el 100% energía renovable.
El EEG fue desarrollado para hacer posible el desarrollo dinámico y para disminuir los costos de producción de energía renovable mediante la producción en masa. Este objetivo se alcanzó, ya que los EEG hicieron que la energía solar y eólica fuera más eficiente y más barata.
Los costos de instalación de los sistemas fotovoltaicos han disminuido en un 70% entre 2000 y 2007 y desde 2007, los costos medios de instalación han descendido de 5 € / kWp en 2006 a 1,60 € / kWp en 2014.
Para los aerogeneradores, los costes se redujeron un 25% 2000 y 2012.
Hoy en día la energía eólica y solar es el recurso energético más barato global, en comparación con las nuevas inversiones en energía.
El boom de la energía renovable como consecuencia del Feed-in-Tariff  también ha llevado a un aumento en el empleo en la industria de energía renovable. Se calcula que en 2013 en la industria se creó en Alemania 371.000 empleos directos e indirectos.
El EEG en Alemania ha sido un gran éxito y es considerado como uno de los mejores ejemplos de una efectiva ley promocional.
En el proceso de transición energética, y durante las primeras fases de desarrollo de tecnologías renovables, el uso de EGGs bien diseñados es probablemente superior a mecanismos alternativos de apoyo regulatorio.
Esta política tiene el potencial como un modelo transferible para promover las energías renovables.
El EEG de Alemania ha servido de modelo para la expansión de energía renovable en unos 80 países, garantizando rentabilidad atractiva para instalaciones renovables y siendo eficaz en su promoción.
La alta seguridad de la inversión resultante y la falta de burocracia a menudo se citan como las principales razones por las que el EEG ha reducido tanto el costo de las renovables.
Fuentes:
German Energy Blog
Future Policy

Tags:


About the Author



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to Top ↑

UA-78189825-1