Células Fotovoltaicas Imprimibles: Printed Solar

  • por ER
Células Fotovoltaicas Imprimibles: Printed Solar

El Centro de Electrónica Orgánica (COE) de la Universidad de Newcastle (UON) en Callaghan, Nueva Gales del Sur, Australia, ha creado células solares fotovoltaicas imprimibles que podrían revolucionar la generación de energía urbana.

Según el profesor Paul Dastoor, creador de Printed Solar, la tecnología se desarrolló a partir de la capacidad de tomar pequeñas partículas de mezclas de diferentes polímeros y convertir en una suspensión en agua que podemos cubrir sobre grandes áreas de superficies.

Tecnología Disruptiva

El secreto está en las tintas semiconductoras especiales en las que el equipo ha estado trabajando desde 1996. Cada célula solar consta de varias capas individuales impresas una encima de la otra, que primero se conectan en serie y luego en paralelo para formar un módulo. La instalación fotovoltaica consiste en una simple cinta adhesiva o velcro puede bastar para cubrir techos.

Los polímeros orgánicos líquidos se colocan sobre láminas de material mediante impresoras de uso diario, como tinta sobre papel, para crear un panel solar de solo 0,075 milímetros de grosor que se puede pegar con cinta adhesiva especial a una variedad de superficies.

“Vemos la oportunidad de revestir cada edificio, cada techo, en cada ciudad, con un revestimiento que generará energía». Las células solares desarrolladas no solo son extraordinariamente baratas de fabricar, sino que se pueden realizar instalaciones a gran escala en tejados sin ningún refuerzo de peso. Muchos techos simplemente no pueden soportar suficientes paneles de silicona necesarios para satisfacer las necesidades de consumo.

La naturaleza liviana de la tecnología, aproximadamente 300 veces más liviana que las celdas tradicionales, permitiría recubrir prácticamente cualquier superficie con lo que es esencialmente una membrana de panel solar imprimible.

CHEP, una empresa de Brambles, se ha convertido en su primer socio comercial histórico que ayuda a explorar el potencial de la tecnología.

La instalación a escala comercial en la instalación de reparación de paletas de Beresfield de CHEP es la última parada antes de que la tecnología esté ampliamente disponible.

Con las Instalaciones de Fabricación Nacional de Australia (ANFF) en el COE capaces de imprimir cientos de metros por día, esta tecnología representa la forma más barata y rápida de energía renovable del mundo.

Desafíos Tecnológicos y Comerciales

Sin embargo, si bien el costo de producción de las células solares fotovoltaicas imprimibles es de $10 dólares por metro cuadrado, lo cual es muy bajo, y los paneles no pesan casi nada en comparación con la energía solar tradicional, la energía solar impresa es mucho menos eficiente y duradera que las tecnologías establecidas.

Los paneles solares impresos duran solo 2 años y ofrecen solo el 2% de la eficiencia de los paneles para techos, que están construidos para durar unos 20 años.

El profesor Dastoor y su equipo calculan que, para ser competitivo, su tecnología de energía solar impresa necesita ofrecer una vida útil de 3 años y operar al 3% de la eficiencia de la tecnología existente, que estiman se lograría «en los próximos 2 años».

Fuente: University of Newcastle, Australia.

Deja un comentario